• El Consejo Profesional de Administración de Empresas es un organismo administrativo del nivel nacional con naturaleza propia, adscrito al despacho del Ministro de Comercio, Industria y Turismo. Fue creado en virtud de la ley 60 de 1981 y reglamentado mediante el Decreto 2718 de 1984.

    Se encarga de proteger y propender por el ejercicio legal de las profesiones de Administración de Empresas, Administración de Negocios y otras denominaciones aplicables a través de la expedición de la matrícula profesional, el fomento a la calidad académica, el apoyo al desarrollo de la investigación, y la contribución al desarrollo empresarial y social del país.


  • Misión

    Promover y orientar el ejercicio legal de la profesión de Administración de Empresas, Administración de Negocios y demás denominaciones aplicables, así como fortalecer las competencias de los profesionales, como estrategia para contribuir al desarrollo empresarial del País.


    Visión

    Ser reconocidos a nivel nacional como la institución que orienta el ejercicio ético de profesión de Administración de Empresas, Administración de Negocios y demás denominaciones aplicables, en todas sus áreas de desempeño.


    Valores

    El Consejo Profesional de Administración de Empresas promueve tres principios que deben ser inherentes a cada uno de sus profesionales: Integridad, Servicio y Excelencia. Además de lo anterior, los pilares de la entidad son:

    1. Respeto a la dignidad humana.
    2. Alto sentido ético.
    3. Responsabilidad en el manejo de los recursos.
    4. Calidad y equidad en la prestación del servicio.
    5. Integración y cooperación con instituciones, estamentos y personas.
    6. Liderazgo en el cumplimiento de sus compromisos.

  • La Ley 60 del 4 de noviembre de 1981 reconoció la Administración de Empresas como profesión, dictó normas sobre su ejercicio profesional, creó el Consejo Profesional de Administración de Empresas y estableció sus funciones:

    1. Colaborar con el Gobierno Nacional y demás autoridades de Educación Superior, en el estudio y establecimiento de los requerimientos académicos curriculares adecuados para la óptima educación y formación de los Administradores de Empresas.
    2. Participar con las autoridades competentes en la supervisión y control de las entidades de Educación Superior en lo correspondiente a la profesión de Administración de Empresas.
    3. Expedir la matricula a los profesionales que llenen los requisitos y fijar los derechos correspondientes.
    4. Dictar el Código ético de la profesión de Administrador de Empresas y su respectiva reglamentación.
    5. Conocer las denuncias que se presenten contra la ética Profesional y sancionarlas conforme se reglamente.
    6. Denunciar ante las autoridades competentes las violaciones comprobadas a las disposiciones legales que reglamente el ejercicio profesional de la Administración de Empresas y solicitar las sanciones que la ley ordinaria fije para los casos del ejercicio ilegal de las profesiones.
    7. Cooperar con las Asociaciones de Administradores de Empresas en el estímulo y desarrollo de la profesión y el continuo mejoramiento de la calificación de los profesionales de la Administración de Empresas.
    8. Servir de unidad promotora y orientadora de las investigaciones científicas, a nivel empresarial y docente, sobre los campos de la Administración de Empresas.
    9. Dictar su propio reglamento, estructurar su funcionamiento, organizar su propia secretaría ejecutiva y fijar sus normas de financiación.
    10. Las demás que señalen las leyes y los decretos del Gobierno Nacional.